El Aconcagua no pudo ser conquistado por la bisabuela atleta

Elisa Forti, la deportista de 83 años que buscaba escalar el Aconcagua no podrá  continuar el ascenso porque las autoridades del parque provincial no lo aconsejaron  tras constatar que no estaba en “condiciones físicas” para seguir.

 “Lamentablemente las autoridades del parque Aconcagua no autorizaron el ascenso de Elisa”, anunciaron los organizadores de Summit Aconcagua, desafío que integran personas que superaron 
dificultades con el deporte.

En el caso de Elisa, fueron sus familiares quiene confirmaron en Facebook que terminaba la travesía. "Los organizadores de Summit Aconcagua nos han comunicado que las autoridades del Parque Aconcagua, representadas por el Jefe de Guardaparques Daniel Cucchiara, no han autorizado el ascenso de Elisa, desconocemos los motivos de esta decisión", comentaron. Y afirmaron que más allá de la contingencia, ha sido satisfactoria la experiencia para la atleta: "Elisa como su nieto Lihuel se encuentran en perfecto estado de salud. Si bien están tristes y desilusionados por no poder continuar con esta aventura, están felices por la experiencia vivida y ahora mandando toda la fuerza y energía para quiénes continúan en este desafío".

 Elisa practica deportes desde joven pero comenzó a correr maratones a los 72 años cuando enviudó.Desde entonces lleva corridas alrededor de 65  carreras de 21 y 28      kilómetros, en diferentes lugares de Argentina, Italia y España; y durante tres años seguidos, logró hacer a pie el cruce de los Andes

 

 

?Summit Aconcagua 2018 es una acción que busca:

- Promover el deporte, la vida saludable y fomentar los valores olímpicos de amistad, respeto y excelencia.

- Dar un mensaje esperanzador a la sociedad a través de las historias de superación de los participantes.

- Recaudar fondos para la Fundación Baccigalupo* que trabaja en el desarrollo psicomotriz de chicos con discapacidad intelectual.

El día 19 de febrero comenzó este particular desafío de intentar escalar el Aconcagua (la montaña más alta del continente Americano -6962 metros-) y llevar a la cima la bandera de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Para ello los atletas se han venido preparado intensamente durante un año entero siguiendo un estricto plan de nutrición y de entrenamiento físico.
Los participantes de la expedición estarán acompañados por un equipo técnico y médico: Matías Gutiérrez Moyano (project manager), Pinky Zuberbuhler (nutricionista), Alejandra Hintze (médica deportóloga y especialista en emergentología) y Santiago Arce (medico neumonólogo con gran experiencia en montaña).

La expedición durará 18 días en total; el 19 de febrero comenzará el ascenso al Aconcagua por la ruta normal y el grupo intentará hacer cumbre entre los días 1 y 5 de marzo.

Responsabilidad social: Los fondos que se recauden a través del proyecto serán donados a la Fundación Cecilia Baccigalupo y serán aplicados en un proyecto que busca sentar bases sustentables para que cada vez más personas con discapacidad intelectual encuentren en el deporte la herramienta de superación e integración a la sociedad.

La Fundación Leo Messi y la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat donarán a la Fundación Cecilia Baccigalupo $10 y $3, respectivamente, por cada metro que ascienda cada uno de los 11 participantes de la expedición. Asimismo Allianz donará $50,000 para que la fundación pueda llevar adelante un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual a través de la práctica deportiva.