Por el Coronovirus la naturaleza reaparece y sorprende

En los últimos días los Himalayas se divisaron luego de 30 años de estar ocultos por la polución ambiental. En Argentina la contaminación ha disminuido. Incluso en la ciudad de Mendoza.

El aislamiento social que en distintas partes del mundo se experimenta con el fin de disminuir los efectos de la pandemia, trae algunas buenas noticias, al menos por unos días más. 

Por la contaminación en algunos lugares de la India pudo volver a verse la cordillera

 

Imágenes olvidadas como montañas hasta ahora ocultas por la contaminación, animales que  transitan por sitios urbanos que se han levantado sobre su hábitat, o peces que retoman cauces de ríos infectados por desechos,  son algunas postales que recorren y sorprenden al mundo.

Las agencias de noticas  informan  que último caso se produjo India, donde luego de 30 años es posible ver la Cordillera del Himalaya desde 200 kilómetros de distancia, gracias a la disminución de la contaminación que provocó el cese de actividades industriales y la restricción del tránsito. Se trata de una de las cordilleras más largas del mundo, famosa por tener el monte Everest, la montaña más alta del planeta.

Numerosos usuarios de redes sociales del país asiático mostraron cómo la montaña Dhauladhar, que forma parte de la cadena montañosa del Himalaya, se pudo observar desde Jalandhar, a 230 kilómetros de distancia. Según relataron varios de ellos, esto no sucedía desde la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte los europeos se muestran sorprendidos, por ejemplo, por la claridad de las aguas de los canales en Venecia. En Buenos Aires, la televisión muestra para sorpresa de los televidentes, imágenes de peces, junto a otros animales acuáticos, nadando por las aguas del Riachuelo,  un río que en las últimas décadas se ha caracterizado por una alta contaminación. 

En la ciudad de Mendoza, emplazada a los pies del cerro Aconcagua (6926 m), desde el municipio de su ciudad capital, informaron que las últimas mediciones de dióxido de carbono realizadas en los últimos días, han disminuido en comparación a 2019. 

 

La película 12 Monos muestra ciudades tomadas por animales luego de una pandemia.

 

Como en las películas de ficción la naturaleza reclama lo que es suyo. Es nuestro deseo que la realidad no supere a la ficción, y cuando regresemos a las calles y a la naturaleza, luego de este aislamiento, seamos más consientes del daño que ocasionamos a nuestro entorno.  

Te puede interesar